Quantcast
busco-asistente-virtual

Cómo elegir el nombre de un dominio web

Si quieres dedicarte a la asistencia virtual necesitarás una web y por lo tanto contratar un dominio.

Así que hoy voy a darle utilidad a la gran cantidad de horas que hace tiempo pasé buceando en internet para averiguar cómo elegir el nombre de un domino web.

Investigué sobre que directrices había que seguir para elegir el nombre de un dominio, que necesitaba saber antes de contratarlo y conocer las diferentes clases de dominio que existen.

Durante ese tiempo estuve leyendo posts sobre expertos que me hablaban de la importancia que tiene la elección de nombre de tu dominio web a la hora de crear una web, viendo comparativas sobre los pros y los contras de elegir un nombre que incluyese o no las palabras claves que quieras posicionar, cosas que hay que evitar en el nombre de tu dominio….

Así que voy a compartirlo contigo y a hacerte un resumen de esas lecturas en el que podrás encontrar toda la información relevante que necesitas para elegir el nombre de tu dominio web, así como las ventajas y desventajas de cada opción.

¡Vamos allá!

Que tu dominio tenga tus palabras claves incluidas puede ayudar a que de primeras se posicione algo más fácilmente.

Pero no te emociones, eso será siempre que además incluyas en tu web:

  • Contenido de calidad
  • Que el nicho elegido interese a los usuarios (estamos hablando de asistencia virtual, así que sí que lo cumples)
  • Hayan suficiente búsqudas mensuales
  • No haya excesiva competencia
  • Tu web esté montada sobre una base decente

Nombre propio

En principio es la opción ideal para personas que quieren dedicarse trabajar online prestando servicios de asistencia virtual y secretariado online.

Y es que si utilizas tu nombre y tu apellido te estás promocionando a tí mismo y estás trabajando la marca personal, pero por contra si tu nombre y apellido son muy comunes además del problema inicial de conseguir que el dominio esté libre, a la hora de buscarlo en internet pueden aparecen muchas personas que se llamen igual que tú y te costaría más posicionarlo. 

¿Has probado a ver que sale cuando pones tus datos en el buscador? Échale un vistazo primero.

Un nombre propio para tu marca de empresa

Como iba diciendo, puedes elegir tus datos personales o ponerle un nombre propio a tu web como marca.

Por ejemplo: El elefante Azul.

Es posible que inicialmente cueste un poquito más de posicionar porque no tiene incluida ninguna palabra clave en la url, pero también es cierto que todo el esfuerzo que vas a hacer va a ir dirigido no sólo a posicionar tu web, sino también a posicionarte como marca lo que indirectamente también te ayudará a venderte a tí mismo.

Elijas el nombre que elijas ninguna opción va a hacer que tu dominio web ser posicione por sí mismo mágicamente y consiga posicionarse él solito el primero en los resultados de los buscadores. 

Así que no pierdas demasiado tiempo en tomar decisión. El nombre es importante pero no te irá la vida en ello.

Dale vueltas durante algunas horas y elige el que más te guste y esté libre (eso sí) y ¡lleva tu idea hacia adelante!.

Dejemos claro que aunque hay ciertos factores que puedan inicialmente afectar a la elección del nombre y pueda tener cierta importancia, no es algo que vaya a ser por sí mismo lo que más te tenga que preocupar al crear tu web, ni lo que vaya a conseguir que se posicione por sí mismo.

A ver, es cierto que si el nombre incluye la palabra clave que quieras posicionar puede tener más posibilidades (inicialmente) de posicionarse de una forma más sencilla, pero si te va a complicar la existencia…. 

También existe la posibilidad de que le pongas a tu negocio el nombre que te dé la gana y luego trabajes para posicionarlo. 

Voy a ponerte un ejemlo.

Perfectamente puedes llamar a tu tienda online de calcetines “el elefante azul” y sería igualmente bueno para posicionarlo. Y si dentro de un año te das cuenta de que tomaste la peor decisión de tu vida al elegir ese nombre, pues no pasa nada, redireccionas a un nuevo dominio con el nombre perfecto que habrás elegido y ¡a otra cosa mariposa!

¿Qué evitar a la hora de elegir el nombre para tu dominio web?

  • Sentido común

Presupongo que lo haces, pero por si acaso te recuerdo que es básico utilizar el sentido común a la hora de elegir el nombre de tu dominio web perfecto.

¿Y eso que quiere decir? Pues que cómo más le compliques la vida al usuario más difícil será que puedan encontrar tu web.

Si elijes un nombre en el que pones acentos, caracteres especiales (%&/) o usas la Ñ vas a tener serios problemas de posicionamiento. 

Además te recuerdo que esa letra sólo existe en España y en los teclados de ordenador españoles y tú vas a dirigirte a todo el mundo. Así que si es posible omítelo.

  • Letras repetidas

Otra cosa a tener en cuenta es que deberías evitar que se repitan vocales o consonantes seguidas. 

Seguro que alguna vez te ha pasado que alguien te da su dirección de email y cuando le envías un correo electrónico te devuelve un mensaje diciéndote que la dirección no existe, hasta que te das cuenta que te falta una letra: elelefanteenano o el elefantenano, esta sutil diferencia puede hacer que nadie encuentre tu sitio web, así que mejor evita ese problema.

  • Fácil de recordar

Y sobretodo elige un nombre que sea fácil de recordar a los usuarios. 

Si le pones a tu web: www.jkljioupoiu.com, pues igual tú eres capaz de recordar un nombre tan exótico, pero dudo que el resto de usuarios sean capaces de recordarlo.

¿Qué tienes que tener en cuenta antes de comprar el dominio?

Algo muy básico y es que para elegir el nombre de tu web ha de estar libre el dominio pero también debería de estarlo en las redes sociales. Si no lo está mira si podrías combinarlo.

Te lo explico con el ejemplo de la tienda online de calcetines que me he inventado hace un momento.

El elefante azul, Elefante azul, El_elefanteazul, el_elefante_azul,…o cualquier otra combinación que se te ocurra que haga que no tu nombre no pierda la esencia. 

Recuerda también que en algunas redes sociales una cosa es el nombre de usuario pero luego te permite poner otro nombre (con lo que puedes crear un usuario que sea parecido y el nombre exacto lo pones ahí.

Esto te sirve para ver si le tienes que dar una vuelta más a la elección del nombre de tu dominio. A lo mejor decides que en lugar de “El elefante azul” es mejor que se llame sólo “Elefante azul”.

¡Ah y otra cosa! En algunas redes sociales los carácteres en el nombre de usuario están limitados. Es decir, en instagram puedo tener @serasistentevirtual pero en twitter es sólo @serasistente.

¿Qué extensión de dominio elegir?

Esto es fácil!! Pregúntate: ¿Dónde quieres ofrecer tus servicios?

La asistencia virtual te permite trabajar desde y hacia cualquier zona del mundo por lo que necesitarás una extensión genérica como .com, .org, .online.

A diferencia de si quisieras centrarte exclusivamente en España que sería .es, y si fuese algo muy territorial podrías usar .cat  (para Cataluña).

¿Cuánto cuesta un dominio?

Si lo contratas junto con el hosting en muchas empresas te puede salir gratis, ya que te lo incluyen en el precio que pagas anualmente.

Pero imagínate que tienes claro que vas a dedicarte a la asistencia virtual, pero ahora mismo estás trabajando por cuenta ajena y hasta dentro de 6 meses no podrás realmente empezar por tu cuenta. 

En ese caso tienes la opción de reservar el dominio y así ya lo bloqueas para tu web y también puedes hacer lo mismo en las redes sociales. Llegado el momento ya decides si dejarlo en la misma compañía o transferirlo.

Respecto al precio existen webs con super ofertas por menos de 1€ (no válida para todos los dominios, ojo con eso). 

Pero ¿cuánto te cuesta una vez pasada la oferta?

Pues la realidad es que esa información no está tan accesible en algunas de las ofertas de las empresas que se dedican a la venta de dominios y en las que sí lo es, te das cuenta de que a partir del primer año que se acaba la oferta pagas más que en cualquier otra compañía de la competencia.

0,99 € el primer año+17,99€ el segundo (sale a 9,49€ de media), pero el tercer año y siguientes pagarás 17,99€.

Así pues, en su día me decidí por la empresa Don dominio, ya que tenía una tabla súper clara en la que te dice cuánto cuesta el dominio ahora (esté o no en promoción) y cuánto me costará a partir del año que viene. Así que no elegí el dominio más barato, sino el que si lo mantengo no me costará un ojo de la cara.

Ojo! Quiero hacer hincapié en un par de cosas que tampoco se cuenta en todas las webs de compra de dominio, y es que si una vez contratado el dominio en una compañía lo deseas trasladar a otra necesitas cumplir una serie de requisitos, entre otros que el dominio tenga una antigüedad de dos meses. 

Además en algunas compañías la transferencia del dominio es gratis, pero en otras has de pagar alrededor de 10€/15€.

Pero no hay problema, porque si resulta que hoy compras el dominio suelto pensando en que ya harás la web en 6 meses y dentro de una semana ha cambiado todo y tienes que empezar a ponerlo todo en marcha puedes contratar el hosting dónde te dé la gana. 

No estás obligado a hacerlo con la misma empresa, sino que simplemente lo enlazas y arreglado!! (Es lo que yo he hecho y mira, aquí estás leyendo mi blog).

¿Que resulta que han pasado los dos meses y decides cambiarlo de compañía? Pues le solicitas a la empresa dónde vas a contratar el hosting que te hagan la transferencia (les tendrás que facilitar las claves para ello) y ¡otra cosa hecha!.

Lo importante es que elijas la empresa de venta de dominios que elijas tengas estas cosas en cuenta para no llevarte ninguna sorpresa.

¿Es necesario comprar varias extensiones del dominio?

Pues no. No es necesario. Con que compres la que necesites es más que suficiente.

Ahora si quieres puedes dejar bloqueadas las extensiones principales de tu dominio y así evitas que tu competencia directa se apropie de ellas.

¿Para cuánto tiempo hay que comprar el dominio?

Pues según las estadísticas de algunas webs el hecho de que la compra del dominio se realice sólo por un año puede dar cierta inseguridad sobre tu web y estropearte el posicionamiento, por lo que sería aconsejable comprarlo a partir de dos años en adelante. Todo depende de tu economía en ese momento.

Ya sé como elegir el nombre de un dominio web. Y ¿Ahora qué?

Pues ahora que ya sabes como elegir el nombre de tu dominio web. Pero antes de lanzarte a comprarlo directamente lee lo que pone aquí abajo.

Te aconsejo que si todavía no lo has hecho, antes de seguir adelante con la contratación del hosting planifiques bien cuál será tu especialización como asistente virtual y cómo quieres dirigirte a tus clientes.

Que redes sociales vas a utilizar y de que forma vas a darte a conocer, para orientarte hacia las necesidades reales que vas a tendrás.

Y es que no es lo mismo tener una página web para presentarte únicamente que tener un acceso en tu web dónde tus clientes pueden subir y descargar fotografías o vídeos (imagínate que has decidido especializarte en retoque fotográfico y edición de vídeos) y necesitas tener una zona especial para eso en tu página. 

El espacio que vas a necesitar no será el mismo.

Si quieres saber más sobre como elegir tu hosting lee el siguiente artículo.

¿Crees que falta algún tip importante a tener en cuenta a la hora de elegir el nombre de un dominio web?

Dímelo en un comentario y puntúa el artículo o comparte en redes sociales si te ha gustado. Sólo te costará un click 😉

¡Compártelo y dame tu puntuación!  😉

Te interesan....

hosting-web-emprendedores
El mejor hosting para tu web
donde-encontrar-empleo-como-asistente-virtual
Dónde encontrar empleo como Asistente Virtual
pasos-trabajar-como-asistente-virtual-online
Primeros pasos para trabajar como Asistente Virtual

Deja un comentario

Compartir
Twittear
Compartir
Pin