Quantcast
como-cobrar-servicios-como-asistente-virtua

¿Cómo puedo cobrar mis servicios como Asistente Virtual?

Esta es una duda que surge a las quienes están pensando en convertirse en Asistentes Virtuales, ya que ven claro cómo pueden ofrecerse en el mercado laboral pero no como pueden cobrar sus servicios como Asistente Virtual.

Voy a partir de que tu situación es completamente legal y que estás dada de alta en todos las entidades correspondientes.

Si tienes dudas en breve escribiré unos posts sobre cómo darte de alta como autónomo y cuáles son tus obligaciones fiscales para trabajar como Asistente Virtual si estás en España.

Así que ¡vamos al lío!

Voy a mostrarte 4 formas diferentes para cobrar tus servicios como Asistente Virtual freelance. Verás que puedes cobrar tanto de forma como indirecta a través de otras entidades con las ventajas y las desventajas que tiene cada una de ellas.

Cobrar directamente tus servicios como Asistente Virtual

Puedes cobrar tus servicios vía transferencia o a través de una cuenta paypal.

Las ventajas de esta opción es que eres tú quien maneja realmente tu dinero y no te dejas parte del cobro en las comisiones. La desventaja es que como no lo tengas todo cerrado adecuadamente y/o trabajes con clientes desconocidos te puedes arriesgar a hacer un trabajo y no cobrarlo.

Cobrar a través de una plataforma de trabajos freelance

Si estás ofreciendo tus servicios a través de algunas de las plataformas que te comenté en el post de cómo encontrar empleo como asistente virtual, te recuerdo que algunas de estas plataformas como freelancer o workana gestionan ellos directamente el cobro y pago de los servicios, ya que hacen de intermediarios y se quedan un porcentaje de lo que te pague el cliente.

Eres tú quien debe valorar si esta opción te interesa o no, ya que trabajas bajo las normas de estas plataformas (dónde no se te permite tener contacto a nivel contractual de forma externa a ellos) pero lo que está claro es que es una forma de asegurarte el cobro.

Concretamente la forma de funcionamiento es la siguiente:

Cuando llegas a un acuerdo con un cliente de por ejemplo 300€ antes de empezar el cliente ha de abonar esa cantidad a la plataforma.

En ese momento es cuando tú empiezas a trabajar y una vez finalizado el trabajo el cliente da la conformidad del trabajo realizado a la plataforma.

A partir de ese momento la plataforma te paga, ya que no pagan todos los días, sino que tienen un día de pago fijo al mes, así que debes tenerlo en cuenta para que no se te vaya al mes siguiente.

Además si te hiciese falta puedes contratar alguno de los planes en los que tienen opciones para cobrar más de una vez al mes en las fechas que ellos determinen.

Recuerda leer bien las condiciones de trabajo de la plataforma antes de acordar nada con ningún cliente para ver si estás de acuerdo o no con ellas.

Cobrar a través de otras páginas web

Existen webs como Billin en los que puedes encontrar servicios como facturación online gratuita.

Supongo que existirán más pero es la que he probado de momento y me ha funcionado genial.

Como te decía puedes utilizar gratuitamente la opción de factura online, pero además tienen varios planes de pago que te permite establecer métodos de cobro online utilizando su web de forma que tus clientes pueden pagarte con tarjeta, transferencia o domiciliación bancaria. Hay que decir que su plan básico tiene un precio ínfimo para todo lo que ofrece.

Todo funciona a través de la misma factura que les envías a tus clientes, así que es una opción buenísima para tenerlo todo centralizado en un mismo sitio.

En el momento en que escribo este post tienen una prueba gratuita de 30 días que te permite probar sus servicios y decidir si te interesa esta opción o no, así que no pierdes nada por echarle un vistazo.

Cobrar a través de empresas de Asistentes Virtuales

En el post de cómo encontrar empleo como asistente virtual te comentaba que hay empresas que se dedican a ofrecer servicios de asistencia virtual para lo cual llegan a acuerdos para colaborar con diferentes asistentes virtuales.

En este caso es posible que sea la empresa quien facture al cliente y sea ella quien te pague a ti. Lo cual quiere decir que tendrías que facturar a la empresa y no al cliente para el que estás realizando el trabajo.

Con esta opción lo bueno que tienes es que siempre le facturas a la misma empresa y con el tiempo se establece una relación de confianza.

Además es posible que la empresa para la que trabajas se encargue de buscarte clientes pero a cambio te cobre un porcentaje de lo que cobres. Es lógico ya que están dedicando un tiempo a darte un servicio. Sería algo así como una plataforma de trabajo freelance pero a baja escala.

De esta forma también te quitas la obligación de buscar clientes por tu cuenta, pero como contrapartida tus precios estarán limitados y te costará más variarlos (si es que te lo admiten), ya que es la empresa quien está negociando directamente con el cliente.

Hasta aquí hemos visto las 4 formas más habituales para cobrar tus servicios como Asistente Virtual.

¿Tú lo haces habitualmente de otra forma? ¿Utilizas algún otro programa que te permita unificar facturación y pago?

¿Cómo cobras tus servicios cómo Asistente Virtual?

Si te ha gustado el artículo déjame una valoración en las estrellitas.

Otros posts

donde-encontrar-empleo-como-asistente-virtual
Dónde y cómo encontrar empleo
pasos-trabajar-como-asistente-virtual-online
Primeros pasos para trabajar como Asistente Virtual
ventajas-de-transformarse-digitalmente-y-convertirse-en-asistente-virtual
Ventajas de transformarse digitalmente
que-hace-un-asistente-virtual
¿Qué hace un asistente virtual?

Deja un comentario

Compartir
Twittear
Compartir
Pin